© Xavier Monsalvatje Project

Proyecto COVID-19
921
page-template-default,page,page-id-921,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Proyecto COVID-19

Esta serie de obras, aunque realizadas en cerámica, nos resultan más cercanas a la ilustración. Lo que nunca falta en la obra de Monsalvatje es el guiño a la paradoja de hacer uso de las tradicionales técnicas decorativas tan comunes en la cerámica de todo el mundo y de todos los tiempos, como es la pintura monocromática sobre o bajo cubierta, utilizada, no obstante, como medio para expresar una narrativa que va mucho más allá de la decoración.

Es habitual en sus obras el uso de referencias a un futuro post-apocalíptico, al mal uso de la ciencia o al control de la población. En su serie “En Peligro Permanente” se reflejaban estas obsesiones, junto a miedos como la guerra, la desinformación, las élites que controlan tanto los sistemas de producción y distribución como los medios de comunicación que nos venden la realidad, falsa o verdadera a su capricho. Todo ello lo veíamos en las obras de Xavier antes incluso de que el peligro permanente nos llegara de forma natural, como enfermedad
contagiosa.
Esta nueva serie sobre la pandemia mundial tiene algo de irónico (hasta donde se puede si se trata un tema tan dramático como este). Esta ironía parece asomarse del uso que el artista hace de las imágenes en relación con los mensajes escritos, en forma de soflamas propagandísticas, que nos pueden retrotraer a la cartelería soviética. Cuando esta forma de redactar los consejos (reales y procedentes) se combina con imágenes inquietantes puede aparecer la ironía. Estas imágenes, que en anteriores series podían parecer derivadas de películas sobre apocalípsis posnucleares, con personas cubiertas con máscaras y trajes antirradiación, se han convertido en una triste realidad, casi en algo normal en estos días.

Wladimir Vivas